El color de las cosas

el

Hoy charlando con una amiga y simplemente sin venir a cuánto hemos hecho referencia a estos días tan bonitos que hacen.
Hace poco comenzó nuestro verano y la inclinación hacia nuestro astro rey es casi perpendicular, de ahí que los rayos inciden con más fuerza. Y es que no es verano por que estemos más cerca del sol, aunque parezca contrario es cuando a más distancia estamos del sol, que cosas y es que pocas veces es lo que parece ser.

Pero!! la cuestión no era esa, sino “cielo” ese bonito cielo que tenemos y que tantas veces pasa desapercibido sin pensar en el. Y es que la gente se asombra poco, se pregunta poco y mal. Preferimos pasar sin hacer ruido, solo entretenernos con el teatro de la televisión y desde luego que ahí si que las cosas no son lo que parecen y no porque haya una belleza oculta que descubrir como pasa en la naturaleza, sino porque pensar podría dar como resultado cuestionar muchas cosas (sistema, economía, mercados, política, educación…).

El libre albedrío ya está bastante condicionado por la cultura, tener un pensamiento propio no es fácil, ya que estos los construimos con nuestras creencias, vivencias y recuerdos. Así que cuestiona, pregunta, piensa e investiga puede ser muy divertido.

¿El cielo es azul?

¿Cómo podemos estar seguro de esto?.. Si el cielo es azul, ¿por que al amanecer o al anochecer cambia de color a un rojizo? y ¿por que al anochecer se vuelve oscuro? no es difícil pensar que la luz tiene algo que ver.

white-clouds-and-blue-sky_1600x1200_78556

La luz que emite el Sol es blanca pero, como podemos comprobar al ver el arco iris, está compuesta de todos los colores. La suma de todos los colores, da blanco. Al penetrar en la atmósfera, las moléculas que forman el aire dispersan las longitudes más cortas del espectro de colores (el azul) y, por eso, el cielo se ve azul. Es la llamada dispersión de Rayleigh. Al atardecer o al amanecer, la luz del Sol nos llega atravesando un tramo largo de atmósfera. En ese largo camino, esa luz ha perdido gran parte de su azul por lo que tanto el Sol como el cielo, se vuelven rojizos.

Conclusión, hoy hemos averiguado que en verdad el cielo no tiene un color en si, sino que la luz al incidir sobre él es el que lo pinta de color.  Pero! espera antes de irnos, si eso es así, ¿las cosas tienen color? Y si estamos en una habitación completamente oscura ¿de qué color son? La respuesta es la misma, por si solas las cosas no tienen color, la luz es la única fuente de color. Cualquier cosa que veamos, toquemos, respiremos,… está hecha de átomos y los átomos están compuestos de un núcleo, protones y neutrones, y de una capa externa de electrones (aquí hablo un poco más de la composición de los átomos). Son precisamente los electrones los encargados de “dar” color a las cosas. Pero no pueden hacerlo por si solos, necesitan de la ayuda energética que suministran los fotones, es decir, la luz.

rainbow_elam_1

Véase también: ¿de que color es sol y luna realmente?

Autor: Luis Utrilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s